EL CUERPO, UN MUNDO EN GUERRA

Blog de Guerra Microscópica

¿Y si pudieras ver el interior de tu cuerpo
como nunca hubieras imaginado?

La banda sonora

Hola de nuevo. Después de hablar del cine y la literatura, faltaba charlar de música. Hay una duda que hace tiempo me ronda la cabeza y es por qué no hay bandas sonoras que acompañen a los libros. Yo siempre he leído y estudiado con música. Elegía una cinta de cassette, un disco, o un CD y me acompañaba durante toda la lectura del libro. Al cabo del tiempo, cuando volvía a oír alguna de las canciones, o el álbum entero, recordaba la novela. Ahora, con la explosión de los medios digitales, sería mucho más fácil hacer esa banda sonora y acoplarla al libro. De hecho, ya hay algún que otro escritor que ha hecho algún intento. Mi amigo Carlos Aurensanz, quien por cierto, acaba de publicar su última novela «El tejido de los días» y que recomiendo que leáis, ya hizo una lista de Spotify de las canciones que habían inspirado una de sus obras anteriores.

Las canciones de «Un viaje Prodigioso»

Quienes hayáis leído la novela, os habréis dado cuenta de que aparecen los títulos de canciones más o menos conocidas sonando en algunos momentos. Algunas de ellas tienen relación con el estado de ánimo de los protagonistas o con la situación que se describe. Otras, simplemente me gustaban y creo que quedarían bien en una hipotética BSO. Entre las primeras está «A new day has come» de Celine Dion, la canción que suena en el coche cuando Santiago tiene el accidente. Si os fijáis en la letra, habla de un nuevo amanecer, de un nuevo día (en este caso por un nuevo amor) después de un período de oscuridad (como le sucedía a Santiago). La canción está escogida a propósito; él pensaba que era un buen presagio, después de la mala racha con la muerte de su mujer y los problemas financieros, parecía que se abría un nuevo futuro con la entrevista que iba a tener esa mañana. Nada más lejos de la realidad.

Larga vida al rock

En una época dominada por el reggaeton (he tenido que buscar en google como se escribe) decidí defender la música con la crecí y a la que me aficionó mi hermano. Por ello muchas de las canciones pertenecen a este género.

El siguiente tema que aparece es «Breakin the habit» del álbum «Meteora» de Linkin Park, grupo de rock – metal que desgraciadamente se quedó hace un par de años sin su cantante Chester Bennington. El vídeo musical fue elegido como mejor vídeo de rock en los MTV Video Music Award en 2004 y, a pesar que trata sobre la adición a las drogas de un amigo de su autor, sirve para mostrar lo confuso que se encuentra Ion en esos momentos.

El siguiente artista en mencionarse es Brian Adams que suena en la radio del coche de Julio cuando Alba les acompaña a cenar. Aunque no se menciona ninguna canción en especial, podría ser tranquilamente «Summer of 69» o cualquiera de sus conocidas baladas como «Everything I do» que sirvió a Robin Hood príncipe de los ladrones para conquistar a Lady Marian.

Las dos últimas canciones en aparecer son «Hells Bells» de AC/DC que sirve de despertador a Ion el primer día de colegio después de la desgracia. Hells Bells es la primera canción del primer álbum del grupo australiano sin el que fue su cantante hasta entonces, Bon Scott, y un homenaje a su figura. La última es un clásico de Simon and Garfunkel, pero en la versión que popularizó Disturbed durante la pandemia «The Sound of Silence», con la que Ion se sumerge por última vez en el mundo celular. (Para los más puristas, esta canción salió a finales de 2015, pero Ion la escucha en Enero de ese año…. licencias del escritor).

La música como inspiración

También a la hora de escribir escucho música. En este caso no suele ser rock, sino que suelo escuchar bandas sonoras de películas (bendito Spotify) para que me sirvan de inspiración. Maestros como Hans Zimmer ,Ennio Morricone o el gran John Williams me han acompañado durante horas mientras imaginaba la tormentosa relación de Julio con Ainhoa, o me adentraba en el cuerpo de Ion acompañando a todos sus habitantes.

Pero a la hora de escribir escenas intensas, de lucha o batallas, no hay nada como escuchar a Thomas Bergersen. Casualidades de la vida, nació el mismo día que mi hija mayor, aunque unos años antes y un poco más al norte, en Noruega.  Cofundador de un grupo llamado Two Steps From Hell,  se dedica  a componer música épica para bandas sonoras de películas y videojuegos. Además, es uno de los pocos compositores que conozco que se ha atrevido a poner música a un libro: «Colin Frake, On Fire Mountain»Es una novela fantástica pensada para dispositivos electrónicos, lo que se conoce como libro enriquecido. En sus páginas, además de ilustraciones, existen vínculos para poder escuchar la música que acompaña a momentos clave de la historia. Quién sabe, quizás si la trilogía de Guerra Microscópica tiene éxito pueda algún día contar con él para ponerle música y hacer algo similar, incluso con ilustraciones animadas.

Y hasta aquí esta entrada dedicada a la música de «Un Viaje Prodigioso». Espero que os haya gustado y, como siempre, podéis hacer comentarios sobre dudas acerca de la novela.

Os recuerdo que el concurso sigue en pie y se va acercando la fecha final. De momento no hay ganador@. ¡¡¡Animo!!!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Regalo de Navidad

Hola a tod@s. Para celebrar estas fechas, los personajes celulares de «Un Viaje Prodigioso»; Streptos, Leumión, Erion y...

Leer más

PRIMER ANIVERSARIO

Increíble, pero ya ha pasado un año desde que «Un viaje prodigioso» salió a la calle. Parece que fue ayer cuando recibía en...

Leer más

FERIA DEL LIBRO

Hola de nuevo. Hoy os traigo mis impresiones después de mi paso fugaz por la feria del libro de Madrid, que pude visitar...

Leer más