EL CUERPO, UN MUNDO EN GUERRA

Blog de Guerra Microscópica

¿Y si pudieras ver el interior de tu cuerpo
como nunca hubieras imaginado?

Bacterias, unos buenos malos

Hola de nuevo. Hoy toca hablar de otros grandes protagonistas de «Un Viaje Prodigioso». Si nuestro ejército de soldados son los «buenos», las bacterias deben ser los «malos», ¿o no?

Clanes bacterianos

En la vida real existen miles de millones de bacterias habitando nuestro cuerpo, tanto en el interior como en el exterior. Conforme se fueron descubriendo, se catalogaron conforme a ciertas características químicas (tinción de gram) y morfológicas (cocos, bacilos, espiroquetas, cocobacilos… etc). Al avanzar las técnicas de reconocimiento (microscopía, tinciones, reacciones químicas…etc), se fueron dividiendo a su vez en subespecies, descubriendo así un complejo mundo microscópico del que apenas somos conscientes (hasta que sucede una desgracia como la que nos ocupa actualmente).

Al escribir la novela, no podía complicar tanto la clasificación de nuestros «enemigos», así que me las ingenié para encontrar un ejemplo sencillo de entender. Una vez más me basé en la época romana, y su lucha constante con las tribus «bárbaras» de los sucesivos territorios que intentaban conquistar (celtas, iberos, cartagineses, germanos, galos, britanos… etc). Actualmente podéis ver en Netflix una serie bastante entretenida titulada «Barbarians» que narra uno de estos episodios que desembocó en una de las mayores derrotas de las legiones romanas: la batalla del bosque de Teotoburgo. (Si preferís la lectura, «Teotoburgo» de V. M. Manfredi es otra buena opción)

Siguiendo este ejemplo, organicé las bacterias en clanes o tribus que conviven en nuestra piel. Ya hice con anterioridad una entrada hablando de la piel y de los lugares en los que me basé para recrearla, sobre todo la parte interna. Nuestros protagonistas viven en el exterior, intentando prosperar con los escasos recursos que encuentran y deseando cruzar el muro epidérmico para entrar en una especie de «tierra prometida» llena de alimentos y preciados materiales importantes para mejorar su subsistencia.

Los estandartes antigénicos.

Para diferenciar las diferentes tribus bacterianas y, de paso introducir el concepto de antígeno, las reuní bajo estandartes o, si lo preferís, banderas. Aunque me imagino que las tribus de la época romana los tendrían, tomé prestada la idea de George RR Martin y sus diferentes casas en «Canción de Hielo y Fuego». La descripción de cada uno de ellos la tenéis al principio de la novela, y en la segunda parte habrá algunos más, ya que os adelanto (spoiler a la vista) que habrá más clanes bacterianos implicados.

clan stafilococo aureus

clan streptococo pyogenes

Para la elaboración de las banderas tomé ciertas características de las bacterias a las que representan. Por ejemplo, nuestro principal protagonista, Streptos, pertenece al clan de los «streptococos pyogenes», es decir, streptococo sería la familia (como germano o britano) y pyogenes sería la subespecie (queruscos o pictos en el caso de las tribus germanas y britanas). Los streptococos, si os fijáis en la imagen, se ven al microscopio como una cadena de bolas redonditas formando una especie de gusano. Los gusanos, a mi forma de ver, pueden dar algo de repelús, pero poco miedo. En cambio, hay unos animales «parecidos» que son otro cantar: las serpientes y sus hermanos mayores (dragones, basiliscos, hydras… etc).  Es por esto, que en todos los estandartes de los estreptococos, aparecerá un animal de este tipo.

En el caso de los estafilococos, bacterias que toman forma de racimos de uva, tomé esta imagen para elaborar los estandartes y, según la subfamilia, aparecen coloreados de diferente forma. La imagen que he puesto representa el de los Estafilococos Aureus (dorados), de ahí su color (si os suenan es porque son el clan que se enfrentan a los macrófagos en la última prueba)

 

Relaciones entre vecinos

Aunque nos parezca extraño, las bacterias se relacionan entre ellas. Comparten información, reparten tareas o, incluso, interaccionan con el huésped. Un mecanismo que usan es el «quorum sense o QS», una señal que emiten y les proporciona información acerca de la densidad de población de una colonia. En la novela reflejo este peculiar fenómeno cuando nuestro protagonista, Strepto, visita a un clan vecino portando uno de estos QS en el que se presenta y solicita asilo para aprender nuevas técnicas de combate y la fabricación de nuevas armas. No penséis que este hecho es algo descabellado, porque una forma  que tienen las bacterias de adquirir resistencia a los antibióticos, es precisamente «compartir» esa información entre ellas (algo de lo que espero hablar en el tercer y último capítulo de esta saga; toma spoiler de nuevo)

 

Simbiosis o comensalismo: la relación beneficiosa.

Streptos

Estreptococos

Quien más quien menos asocia bacterias a enfermedades y, en muchas ocasiones, así es. Pero debemos saber que nuestro cuerpo habitan más bacterias que células, y no por ello estamos enfermos. Nuestro intestino grueso y nuestra boca albergan miles de millones de ellas, en una relación que se llama simbiosis (si existe un beneficio mutuo para ambos) o comensalismo (si uno de ellos se beneficia y el otro miembro de la relación no es perjudicado). En el colon, por ejemplo, las bacterias se alimentan de nuestros desperdicios mientras nos ayudan a producir y absorber ciertas vitaminas importantes para nuestro bienestar.

En la novela, el padre de nuestro querido Streptos, es partícipe de esta relación y se lo explica así a su hijo, invitándolo a abandonar su clan acompañado de unos cuantos seguidores e intentar establecer una colonia dentro del muro. ¿Lo conseguirá? ¿Podrá Streptos vencer todas las dificultades para lograr el ansiado anhelo de su padre? ¿Le dejarán nuestros valerosos soldados?

Todas estas respuestas y más, se irán contestando a lo largo de la trilogía Guerra Microscópica. De momento ya sabéis que tenéis a vuestra disposición el primer episodio titulado «Un Viaje Prodigioso» en las librerías, en la página web de la editorial Maluma, en La Casa del Libro, Amazon y Todostuslibros.com.

Próximamente también estará en formato e-book.

Hasta la próxima

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Regalo de Navidad

Hola a tod@s. Para celebrar estas fechas, los personajes celulares de «Un Viaje Prodigioso»; Streptos, Leumión, Erion y...

Leer más

PRIMER ANIVERSARIO

Increíble, pero ya ha pasado un año desde que «Un viaje prodigioso» salió a la calle. Parece que fue ayer cuando recibía en...

Leer más

FERIA DEL LIBRO

Hola de nuevo. Hoy os traigo mis impresiones después de mi paso fugaz por la feria del libro de Madrid, que pude visitar...

Leer más